Ley de pronto pago: RPA la solución para no obtener multas

Ley de pronto pago: RPA la solución para no obtener multas

¿Cuál es la relación entre la ley de pronto pago a 30 días y el RPA? Los expertos de Altiuz Chile nos compartieron cómo la tecnología RPA es la solución ideal para la programación de pagos y, con ello, evitar multas.

La ley de pronto pago a 30 días busca equilibrar las relaciones entre los empresarios en materia de pagos. En ella se establecen pagos que brindan certeza a las empresas, sobre todo a las PyMES. Mediante la aplicación de multas, se garantiza el pago de cuentas por servicios solicitados. Sin embargo, muchas veces esos pagos no se realizan por falta de organización. Es ahí donde la RPA se presenta como una solución tecnológica para las empresas.

¿Qué es la RPA?

Se conoce de esta manera a la automatización de procesos mediante robots, por sus siglas en inglés Robotic Process Automation (RPA). Esta tecnología se encuentra orientada al uso de software para disminuir la intervención humana en aplicaciones informáticas. El uso de la RPA está enfocado, especialmente, a tareas repetitivas que varían de manera ligera entre cada una. 

De acuerdo con los expertos de Altiuz, la RPA es una tendencia que promueve la adicción de nuevos niveles dentro de la estrategia de transformación digital de las empresas. Esto se traduce como un mayor nivel en la calidad y en la productividad de estas.

 

Ley de Pronto Pago

 

Es común que los emprendedores presten un servicio o brinden mercancías en consignación. Al momento de querer cobrar las cuentas, se encuentran con la negativa o la petición de una extensión de plazo por parte de los clientes. Sin embargo, no siempre es posible. Cada emprendedor cuenta con sus proveedores y tiene deudas por pagar. Así que, la solución más común es solicitar un crédito a un banco, amigos o familiares. 

Esto, lejos de ser una solución, es una forma de endeudamiento ¿La razón? Se convertirá en un círculo interminable:

Se otorga crédito al cliente, no hay pago, se solicita un crédito externo, se realizan los pagos a proveedores, los clientes pagan, se paga el crédito y todo comienza de nuevo.

En este marco, surge la Ley de Pronto Pago. Todas las empresas que emiten y reciben facturas deben someterse a las disposiciones de esta ley. Es importante considerar que el plazo de pago es de días corridos, por lo cual deben considerarse sábados, domingos y días festivos.

Con esta ley se busca reducir el plazo de pago de facturas y mejorar el nivel de certeza de los empresarios en los cobros. Todas las empresas y organismos chilenos deben someterse a esta ley y buscar las soluciones óptimas.

Es ahí donde Altiuz, proveedor de soluciones tecnológicas para empresas, sugiere el uso del RPA. Pero, antes de llegar a ese punto, es preciso dejar claro algunos puntos importantes de la Ley 30.

 

¿Cuáles son los plazos de vigencia?

 

Se contemplan dos plazos de vigencia:

Sector privado

 

Su plazo máximo de pago es de 60 días corridos, aunque se contempla una extensión de plazo.

Sector público

 

El plazo máximo es de 30 días corridos. Al realizarse las licitaciones respectivas, es posible establecer un plazo de hasta 60 días.

 

¿Cuándo empieza el plazo?

 

Dicho plazo comienza a correr a partir del día de recepción de la factura. Una vez transcurrido ese periodo, el deudor se hará acreedor de una comisión moratoria fija del 1% del saldo insoluto, además del interés corriente.

¿Qué es el Mutuo Acuerdo?

 

Esta ley contempla el llamado “Mutuo Acuerdo”, el cual debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Estar por escrito y firmado por ambas partes.
  • No debe ser abusivo en ningún sentido.
  • El pagador debe registrar el acuerdo en el Ministerio de Economía en un plazo de 5 días hábiles. De lo contrario, rige la Ley de Pronto Pago, también conocida como “Ley 30”.

 

RPA y la Ley de pronto pago

 

Altiuz, soluciones tecnológicas para su empresa tiene la respuesta para ello: RPA. Es decir, la automatización de los pagos. 

¿Cómo funciona esto? La automatización de procesos mediante robots se usa para ejecutar tareas repetitivas de la misma manera que lo haría una persona. La diferencia es que se opera a un nivel más superficial y con mayor velocidad. 

Lograr una óptima automatización de cuentas por pagar trae consigo una mayor eficiencia y eficacia. Altiuz señala que la aplicación de la RPA en los procesos de pago de cuentas es benéfica para cumplir con los lineamientos de la Ley de Pronto Pago. Esto se ve reflejado en aspectos como: 

 

Aprobación más rápida de facturas

 

Si existen errores se detectan con mayor facilidad y se corrigen antes de ser enviados. Los datos incluidos en la factura se envían por correo a los aprobadores, quienes revisan el material y dan el visto bueno.

 

Pago puntual

 

Esta es la principal ventaja frente a la ley de pronto pago. Al estar sometidas a un proceso de aprobación más ágil, la información de los pagos se registra de manera oportuna. Con ello se garantiza un pago oportuno en la fecha autorizada. Y, de esta manera, evitará las multas establecidas por la Ley de Pronto Pago por morosidad.

 

Visibilidad aumentada

 

Haciendo uso de la red en línea, cada proveedor tiene un mayor control de rastreo del estado de facturas y pagos. Con ello, adquieren una certeza en lo que refiere al estado de sus pagos.

Por esta razón, los expertos de Altiuz recomiendan a los empresarios como usted el uso de RPA para sus pagos. El uso de esta tecnología le permitirá evitar las multas por pago tardío establecidas en la Ley de Pronto Pago.

¿Qué espera para llevar a su empresa al siguiente nivel? Evite multas y mejore la actividad de su capital con la aplicación de la tecnología RPA.

Menú